martes, 1 de mayo de 2012

PRESENTACION

PRESENTACION EN PREZI


JUSTIFICACION

El tomate (Lycopersicon esculentum Mill.) es la hortaliza más importante en muchos países del mundo. Su cultivo está difundido a todos los continentes y en muchos casos representa una de las principales fuentes de vitaminas y minerales para las personas (ESQUINAS-ALCAZAR y NUEZ, 1995).

Un problema al que se ven enfrentados los productores de tomate son las condiciones climáticas tan variadas que existen en nuestro país, donde ya no se puede identificar con claridad los meses de lluvias o meses secos; es por esto que se han venido implementando otros sistemas de producción donde se incorporan tecnologías que permitan al productor controlar las condiciones ambientales.

El sistema de producción de tomate bajo condiciones protegidas  ha generado un impacto importante en los últimos años, por su incremento en área, productividad, rentabilidad y calidad del producto. El rendimiento promedio obtenido con este sistema es entre 6 y 8 kg/planta, superando tres veces el que se obtiene a campo abierto, que está entre 1,5 y 2 kg/planta.

Otra tecnología que es indispensable adoptar en un sistema de producción bajo invernadero es el sistema de riego, con el cual se le garantiza a la planta el agua necesaria  para su producción durante todo el ciclo del cultivo.   Ya que el  agua es un recurso limitativo en muchos lugares del mundo. Debe hacerse uso eficientemente ya que es un factor restrictivo a la hora de producir.

Debido a las condiciones climáticas y mal manejo de los cultivos las plagas y enfermedades que lo atacan son muchas haciendo que el cultivo de tomate en Colombia utilice gran cantidad de agroquímicos. Un alto porcentaje de los costos de producción está relacionado con la compra y aplicación de insumos, entre ellos los agroquímicos, productos que los tomateros usan de una manera excesiva y que, además de encarecer los costos de producción, causan serios disturbios al medio ambiente y a la salud de los consumidores y de los mismos productores.

ÁRBOL DE PROBLEMA



ÁRBOL DE OBJETIVOS




INVERNADEROS PARA EL CULTIVO DE TOMATETOMATE

El invernadero es una estructura en que las partes correspondientes a las paredes y el techo están cubiertos con películas plásticas, con la finalidad de desarrollar cultivos en un ambiente controlado de temperatura y humedad. 

Se pueden tener construcciones simples, diseñadas por los agricultores a bajo costo, o sofisticadas, con instalaciones y equipos para un mejor control del ambiente.

 Los invernaderos generalmente son utilizados para cultivos de porte alto, como tomate, pepino, pimentón, melón, flores y otros.

 Los invernaderos se utilizan para asegurar la producción y calidad de los cultivos, ya que en campo abierto es muy difícil mantener los cultivos de una manera perfecta a lo largo de todo el año. 

El concepto de cultivos bajo invernadero representa el paso de producción extensiva de tomate a producción intensiva. Para ello, las plantas han de reunir condiciones óptimas para el desarrollo del cultivo. 

Los controles de temperatura, humedad relativa, corrientes de aire y composición atmosférica son esenciales, como lo son, además, el control del agua y de los fertilizantes, el mantenimiento del nivel de oxígeno cerca de las raíces y la sanidad del cultivo para asegurar una calidad y una productividad óptimas.



Los invernaderos pueden ser clasificados en relación con el control de los factores meteorológicos en: climatizados, semiclimatizados y no climatizados. 

Los climatizados son los que poseen mecanismos eléctricos, electrónicos y mecánicos de accionamiento automático para el control de temperatura, humedad relativa, ventilación y luz, usan energía transformada en sus actividades normales y su empleo depende de una explotación agrícola económicamente rentable y elevada.




CARACTERÍSTICAS DE UN INVERNADERO PARA EL CULTIVO DE  TOMATE

1. Un invernadero para cultivar tomate debería estar diseñado para soportar carga vertical de 35 kg/m².

2. El invernadero debería ser diseñado y autorizado por un ingeniero.

3. Los materiales de construcción deben ser durables y resistentes.

4. La dirección de los invernaderos debe ser de norte a sur para lograr la máxima penetración de la luz y minimizar el sombrío en las plantas durante el día.

5. Si el invernadero no tiene aberturas en el techo, la longitud estaría limitada de 36 a 40 metros para favorecer la aireación.

6. La altura del tutorado requerida para producir tomate es, como mínimo, de 2,50 m.
7. La distancia entre invernaderos debe ser, al menos, de 6 metros.

8. Un invernadero debe soportar velocidad de viento hasta 150 km/h. Es recomendable instalar tensores alrededor del invernadero para reforzar su resistencia a vientos fuertes; debería tener una vida útil de, mínimo, 10 años.

9. Los invernaderos deben ser construidos con una pendiente de 0,5 a 1,0% tanto lineal como lateral para el eficiente drenaje de las lluvias.

10. Se debe tener una entrada accesible para la circulación del equipo y la remoción y transporte del fruto. 
















SISTEMA DE RIEGO POR GOTEO

Es un sistema de riego en el cual, como su nombre lo indica, el agua se aplica gota a gota en la proximidad de las plantas, sin necesidad de mojar toda la superficie del suelo sino sólo un cierto volumen, que es donde se desarrolla una gran parte del sistema radical, y con mucha frecuencia de aplicación. Así el suelo se puede mantener a capacidad de campo o muy próximo a ella, y las plantas lo absorben sin esfuerzo.

Los goteros son pequeñas piezas plásticas; los hay de varios tipos: los más recomendables son los autocompensados, que permiten que la presión sea igual a lo largo de toda la manguera. Este sistema garantiza que, por lo menos, el 80% del agua se quede en el sitio donde se la necesita. Los goteros se incorporan o se superponen en una manguera de polietileno, o también se usan cintas con microperforaciones. El agua atraviesa un laberinto interno y así pierde presión, y ésta llega a ser tan pequeña que el agua se escurre en forma de gota. El goteo es el método más eficiente en el cultivo, en términos de productividad y calidad, con un aprovechamiento del agua entre 90 y 95%.

Los goteros son el corazón de todo el sistema de riego por goteo, sin embargo, éste consta de una amplia gama de accesorios adicionales. Dichos componentes han de ser mutuamente compatibles y, además, acomodarse a las exigencias del cultivo y las características de la parcela por regar. Los componentes se agrupan en seis categorías principales:

• Las fuentes de agua y de energía: una estación de bombeo sobre una fuente de agua superficial o subterránea, o bien una conexión a una red pública, comercial o cooperativa.
• El sistema de conducción: las tuberías de conducción (la principal y las secundarias) y las de distribución (el porta-laterales).
• Los laterales de goteo.
• Los accesorios: de medición y de control (válvulas, medidores de volumen y de la presión de agua, reguladores de presión y de caudal), accesorios de protección (válvulas de aire y de vacío, válvulas de chequeo y accesorios para la automatización), controladores de riego.
• El sistema de filtrado.
• El equipo para la inyección de productos agroquímicos y para el tratamiento del agua.

NOTAS PARA EL PRESUPUESTO


Este tipo de invernadero no requiere de inversiones adicionales en madera y alambre para el tutorado de las plantas, lo cual si se da en los demás tipos de invernadero.  
  
 La madera exterior del invernadero, la cual tiene la función especifica de sostener todo el peso de plantas y darle estabilidad a toda la estructura, se plantea instalar en madera inmunizada, así cualquier reparación del plástico o de las guaduas puede hacerse de una manera simple, aún con el cultivo en plena producción.

El plástico cubre solo un surco, y es independiente de los demás surcos, de presentarse una rotura esta solo afectaría el surco y no los demás, además, ya existen experiencias exitosas de reparación del plástico o empate sin pérdida de material.


 El costo del invernadero y del sistema de riego por m2, se va reduciendo a medida que aumenta el área, por ejemplo, el sistema de filtrado y de inyección de fertilizantes no cambia en cantidad ni valor si el área se duplica.




BIBLIOGRAFIA.


Manual técnico buenas practicas agrícolas para el cultivo de tomate bajo condiciones protegidas. Jorge Jaramillo N.



.PARRADO, C. A. y UBAQUE, H. 2004. Buenas prácticas agrícolas en sistemas de
producción de tomate bajo invernadero. Universidad Jorge Tadeo Lozano, PRONATTA,
CIAA. Bogotá. 34 pp.

PETOSEED. Semillas de Hortalizas. Cultivo de tomate. En: Catálogo Petoseed. 20 pp.

http:// articulos.infojardin.com/huertos/tomate.plagas.htm. (consulta 18 de abril)